Puebla, Puebla, a 16 de octubre de 2020.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México y la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) del Gobierno del estado de Puebla firmaron un acuerdo de colaboración para promover un estado resiliente y sostenible a través del proyecto “Puebla Resiliente ante Desastres 2020-2022, Fase 01”.

En particular, el proyecto busca contribuir a impulsar medidas locales y políticas públicas que combinen la conservación del medio ambiente con la reducción del riesgo de desastres en el estado. Lo anterior, a través de la transversalización del enfoque de Gestión Integral de Riesgos de Desastres (GIRD) y el fortalecimiento de capacidades institucionales en diversas secretarías estatales y ayuntamientos.

En el evento de firma participaron el Gobernador del estado de Puebla, Sr. Miguel Barbosa Huerta; el Oficial Nacional de Ambiente, energía y resiliencia del PNUD en México, Sr. Edgar González; y la Titular de la SMADSOT, Beatriz Manrique.  

De acuerdo con datos recientes de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), en el período entre 1998 y 2017, los países que resultaron afectados por un desastre notificaron pérdidas económicas por un monto de $2,908,000 millones de dólares estadounidenses, de las cuales, los desastres climáticos generaron pérdidas por $2,245,000 millones; es decir, el 77 por ciento del total.

En este sentido, el Oficial Nacional de Ambiente, energía y Resiliencia del PNUD en México, destacó que “desarrollar la resiliencia es fundamental para evitar pérdidas humanas, sociales, ambientales y económicas a la vez que permite la flexibilidad y adaptación de las instituciones y las personas a los retos del entorno”.

El proyecto, implementado por PNUD y la  SMADSOT, prioriza dos enfoques: a) la adaptación al cambio climático y b) la reducción del riesgo de desastres. Ambos, son vistos como dos vertientes que deben abordarse conjuntamente para fortalecer capacidades y desarrollar políticas públicas, dado que ambas tienen el mismo objetivo: reducir vulnerabilidades y fortalecer la resiliencia.

En la primera fase del proyecto que abarca del 2020-2022, se realizarán dos programas para el fortalecimiento de capacidades en reducción de riesgos de desastres y adaptación al cambio climático para el funcionariado del Gobierno del estado de Puebla y de los ayuntamientos, la sociedad civil y la academia. También, se afinarán diagnósticos de vulnerabilides, planes, mapas de riesgos y se fortalecerá la normativa a distintos niveles: estatal, municipal y comunitario. Todo esto para integrar el enfoque de gestión integral de riesgos y los criterios de resiliencia, en el desarrollo del estado de Puebla, cuidando a las personas, las inversiones económicas y el medio ambiente.

A su vez, el Gobernador Barbosa Huerta refirió en su intervención que para llegar a ser una sociedad resiliente debemos tener un gobierno con capacidad para dar respuesta a desastres naturales, y a su vez, trabajar en políticas públicas enfocadas a ello, como la instalación de una alarma sísmica y la rehabilitación de caminos, pues nos encontramos en una zona de movimientos telúricos y con volcances activos.

La cooperación entre PNUD y SMADSOT permitirá institucionalizar estrategias preventivas y de gobernanza territorial de los riesgos no solo en esta Secretaría, sino en otras instancias estatales y que son clave para dar respuesta a esta problemática en el estado de Puebla.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global