Nueva York, 27 de abril de 2020. Para ayudar a los gobiernos y las organizaciones de la región a combatir COVID-19, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en América Latina y el Caribe y Grandata acaban de lanzar una plataforma que facilita el análisis de los movimientos de personas fuera de sus hogares.  

Uno de los pilares de las políticas de contención para restringir la propagación de COVID-19 es alentar a las personas a quedarse en casa. El distanciamiento social, los estados de emergencia y las cuarentenas se han vuelto esenciales en la lucha por "aplanar la curva" de contagio en todo el mundo. En América Latina y el Caribe, una región con altas tasas de pobreza donde más de la mitad de la fuerza laboral está empleada en el sector informal, quedarse en casa representa un desafío aún más difícil para muchos porque simplemente no pueden permitirse no generar ingresos.

En ese contexto, el buen diseño de políticas y programas requiere la capacidad de seguimiento de la movilidad de los ciudadanos en tiempo real. Este monitoreo es necesario para diseñar adecuadamente la respuesta de los gobiernos y para dirigir la ayuda del sector privado y la sociedad civil, de modo que contribuyan efectivamente a contener las fuentes de la pandemia.

La plataforma muestra la actividad realizada por usuarios móviles -con su consentimiento- fuera del hogar comparando con otro día de referencia. La herramienta determina el porcentaje de variaciones de actividad móvil de un país, estado o municipio para ayudar a los gobiernos ver como sus ciudadanos acatan el aislamiento social obligatorio.

“Con esta alianza, ponemos al servicio de los gobiernos y los investigadores una herramienta que, en combinación con otros datos georreferenciados, informará el diseño de políticas para contener la pobreza mientras se implementan bloqueos y otras medidas de distanciamiento social. El cumplimiento del confinamiento también será informativo sobre la sostenibilidad de estas medidas”, dijo Marcela Meléndez, Economista Jefe del PNUD para América Latina y el Caribe.

La herramienta también describe, en espacios más reducidos llamados hexágonos, el total de eventos realizados por usuarios móviles fuera del hogar en un determinado día. Estos hexágonos tienen dimensiones configurables para facilitar diferentes objetos de estudio.

"Grandata se compromete a apoyar a los gobiernos de América Latina para minimizar los efectos del COVID-19, aprovechando sus conocimientos y herramientas de datos. Esta alianza con el PNUD permite a los responsables de políticas evaluar el impacto de estas, para ayudar a tomar decisiones basadas en datos para proteger sus ciudadanos", dijo Mat Travizano, CEO de Grandata.

La herramienta utiliza datos de ubicación anónimos recopilados - con permiso de los usuarios - a través de aplicaciones móviles. En promedio, funciona con una cobertura de entre 2% y 5% de la población de cada país. Los detalles sobre la metodología están disponibles aquí

La plataforma procesa datos de 9 países en América Latina, y pronto habrá más cifras disponibles para otras naciones.

                                                                          ### ### ###

Para organizar entrevistas con los medios y más información:

PNUD: Vanessa Hidalgo, Vanessa.hidalgo@undp.org, celular +1 6463389462

Grandata: Matias Monges, matias.monges@grandata.com, celular +1 9254578913

El PNUD se asocia con personas de todos los niveles de la sociedad para ayudar a construir naciones que puedan resistir las crisis, e impulsar y mantener el tipo de crecimiento que mejora la calidad de vida para todos. Sobre el terreno en casi 170 países y territorios, ofrecemos una perspectiva global y una visión local para ayudar a empoderar vidas y construir naciones resilientes. www.undp.org @UNDP  

Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global