Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide

Puebla, Puebla, a 7 de abril de 2022.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México y la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial de Puebla (SMADSOT) llevaron a cabo el módulo 8 sobre soluciones basadas en la naturaleza (SbN) en el marco del programa de formación “Gobernanza del riesgo para un desarrollo resiliente” que se realiza como parte del proyecto Puebla resiliente ante desastres.

El objetivo del módulo fue intercambiar experiencias, lecciones aprendidas y áreas de oportunidad entre diversas organizaciones e instituciones que promueven el diseño, implementación y asesoría en materia de soluciones basadas en la naturaleza en diferentes zonas del país, y a distintas escalas. En la sesión participaron 51 funcionarios y funcionarias públicas de 18 instituciones del Gobierno del Estado de Puebla.

Para este módulo, se conformó un panel con personas especialistas en el tema de soluciones basadas en la naturaleza, pertenecientes a la academia y organismos de cooperación internacional con presencia en México. Estos especialistas fueron: el Dr. Romeo Saldaña del Instituto de Investigación en Medio Ambiente de la Universidad Iberoamericana Puebla; Camilo de la Garza y Arubiel Villa de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ); Pilar Jacobo Enciso del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF); Avelina Ruiz del Instituto de Recursos Mundiales (WRI); y, por parte del PNUD en México, participaron Valeria Petrone y Mariana Arteaga quienes lideran proyectos en estas temáticas. El panel fue moderado por Valeria Maurizi y Felipe Colorado del PNUD.

Posterior a la inauguración, el Dr. Romeo Saldaña expuso una panorámica del origen, surgimiento y desarrollo del concepto de soluciones basadas en la naturaleza (SbN), reconociendo la necesidad de implementar acciones alineadas a un futuro con desarrollo sustentable que garantice la conservación de la biodiversidad, pero requieren de conocimiento previo, evaluación y reajuste continuo. En su intervención, advirtió que las SbN tienen un enfoque innovador y sostenible, sin embargo para problemas ambientales agudos, no pueden ser la única línea de acción.

Por su parte, Camilo de la Garza de la GIZ destacó en su intervención que es muy importante contar con la mayor cantidad de datos e información posible, así como buscar mejores estimaciones económicas que evalúen el costo y beneficio de las soluciones a implementar. La intervención fue complementada por Auribel Villa, quien expuso varios casos concretos instrumentados en México para el reverdecimiento de las ciudades y la adaptación de la infraestructura urbana para prevenir inundaciones. En ambas intervenciones, los representantes de la GIZ mostraron, en concreto, el enfoque integral de abordaje que desarrollan en estos temas, el cual incluye trabajar a nivel normativo, programático, social, entre otros aspectos.

Asimismo, Pilar Jacobo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) expresó que el enfoque es lograr acciones dirigidas a proteger, gestionar y restaurar de manera sostenible ecosistemas, colocando al centro del trabajo a las personas, ya que las SbN son propuestas para mejorar su bienestar. De igual forma, hizo un repaso de las aportaciones metodológicas y de proyectos que ha implementado WWF en México, comentando un reciente trabajo que se realiza en colaboración con el PNUD a través del proyecto RAICES.

Avelina Ruiz del WRI compartió lecciones aprendidas y retos de un proyecto que busca fusionar los enfoques de adaptación y reducción de riesgos, en los que se reafirma la importancia de fomentar y fortalecer los mecanismos de coordinación entre actores, integrar el componente de equidad de género y que las medidas de acción deben partir siempre de los modelos locales de desarrollo y sus capacidades. Este proyecto se realizó en colaboración con el PNUD.

Para complementar y ampliar las lecciones aprendidas de los proyectos en conjunto, Mariana Artega del PNUD enfatizó la necesidad de combinar la restauración de ecosistemas con acciones que fortalezcan la seguridad hídrica y alimentaria de las comunidades locales, pues es una estrategia para generar mayor apropiación de las soluciones basadas en la naturaleza.

Como segundo proyecto del PNUD presentado en el panel, Valeria Petrone mencionó que un reto para la sostenibilidad y efectividad de las acciones de SbN es alinearse a las iniciativas que ya existan, dar continuidad a trabajos previos y fortalecer capacidades existentes.

Como conclusión de la sesión, se puso de manifiesto que, si bien el de SbN es un concepto relativamente nuevo, ya se están llevando a cabo acciones en diversas regiones del país y se vuelve necesario generar mayor evidencia sobre su efectividad e impacto.

Finalmente, lo compartido en este panel y en el proceso de formación que se está llevando a cabo desde 2021 con el liderazgo de la SMADSOT y el PNUD, forma parte de las reflexiones que los funcionarios y funcionarias públicas de Puebla integran en el quehacer de sus sectores y que es acompañado de un proceso de propuestas de mejora a instrumentos de política pública en el marco del proyecto “Puebla resiliente ante desastres”. 

Icon of SDG 11 Icon of SDG 13 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global