Ciudad de México, a 15 de marzo de 2022: En el marco del Día Internacional de la Mujer y con motivo de identificar la vinculación entre el tema de género y el de corrupción,  el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)en México, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SESNA) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) instaron a implementar seis recomendaciones propuestas por la Red Nacional Anticorrupción (RNA) para fortalecer las políticas impulsadas desde los Sistemas Locales Anticorrupción (SLA) y de la sociedad civil, a partir de generar herramientas de transversalización de la perspectiva de género con enfoque de derechos humanos en el marco de la Política Nacional Anticorrupción definida.

La RNA es una agrupación de ocho organizaciones de la sociedad civil de diversos estados de la República Mexicana, que en 2021 crearon la “Guía de transversalización de la perspectiva de género con enfoque de derechos humanos en el combate a la corrupción” como una propuesta que detone sinergias para lograr el cumplimiento progresivo de las obligaciones en materia de DDHH y de igualdad de facto, todo basado en las siguientes seis recomendaciones:

  1. Usar lenguaje incluyente y no sexista
  2. Fortalecer los mecanismos de reclamo y acceso a la justicia e implementar acciones efectivas para desincentivar la corrupción menor y de gran escala
  3. Colocar en el centro a las víctimas directas e indirectas de la corrupción
  4. Integrar prácticas de gobierno abierto que sitúen a la ciudadanía en el centro de la política anticorrupción
  5. Garantizar el involucramiento efectivo de la sociedad civil, el sector privado y académico en todas las fases de la política pública anticorrupción
  6. Colocar a la persona y su dignidad humana en el eje central de la formulación, discusión, aprobación, ejercicio y evaluación del gasto

En el evento, el Oficial Nacional de Gobernanza Efectiva y Democracia, Carlos Cortés Zea, invitó a reflexionar sobre el efecto desproporcionado y diferenciado que viven las niñas y mujeres respecto a la corrupción, señalando que es necesario dar pasos hacia la transversalización de la perspectiva de género en las políticas anticorrupción, para romper con esa inercia que impide la justicia y desarrollo de sus derechos.

Asimismo, el Titular de la Unidad de Riesgos y Política Pública de la SESNA, Roberto Moreno, estableció que es apremiante contar con acciones de política que atiendan el problema público de la corrupción con perspectiva de género y derechos humanos. Es por ello que, con el objetivo de reflejar dicho principio como parte integral del Programa de Implementación de la Política Nacional Anticorrupción, se establecieron explícitamente estrategias con perspectiva de género.

Como invitada especial, la integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (CPC), Magdalena Rodríguez Castillo, resaltó que la guía genera por la RNA es un instrumento de gran utilidad para cerrar la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres. Añadió que para integrar la perspectiva de género en el combate a la corrupción es necesario que todas las personas se sumen a este esfuerzo.

En este mismo sentido, Monique Murad, Directora Adjunta de Gobernanza, Derechos Humanos y Seguridad Ciudadana de la misión de USAID en México, comentó que el problema central de la desigualdad entre hombres y mujeres es el goce diferenciado de los derechos, teniendo la corrupción como obstáculo para el pleno aprovechamiento de los mismos. También, reafirmó el interés de la Agencia en apoyar la construcción de una sociedad más igualitaria y con nuevas oportunidades para mujeres y niñas.

Posteriormente, la Oficial Nacional de Género del PNUD, Sol Sánchez, realizó una presentación acerca de la importancia de la integración de la perspectiva de género en la lucha contra la corrupción, resaltando la relevancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 5 y 16 en el empoderamiento de las mujeres en esta causa, el cual es clave para alcanzar el desarrollo sostenible. Por último, invitó a las autoridades y a la sociedad civil a generar e implementar políticas públicas sensibles al género con la finalidad de cerrar la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres.

Además de la presentación de la Guía, durante el evento virtual se contó con la participación de otras organizaciones de la sociedad civil (Ligalab y Gobernanza Mx), cuyas representantes comentaron experiencias y logros que se han tenido en la temática. Algunos de los ejemplos resaltados fueron:

  • La elaboración e implementación del Anexo transversal de igualdad sustantiva y no violencia contra las mujeres y niñas de Quintana Roo;
  • La comunicación con lenguaje inclusivo que fortalecieron y ampliaron estas organizaciones, experiencia que compartieron con otros actores y actrices de los estados de Guanajuato y Quintana Roo; y
  •  La transformación de los SLA desde la sociedad civil profesionalizada y la participación ciudadana en general.

El desarrollo de nuestra sociedad deberá ser inclusivo para poder ser sostenible. La igualdad entre mujeres, hombres, adolescentes, niños y niñas brindará el fundamento necesario para lograr que todos y todas gocemos los mismos derechos, tengamos las mismas oportunidades y que nadie se quede atrás.

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global