Tuxtla Gutiérrez, Chiapas .– Con el objetivo de brindar seguridad y prevenir contagios por COVID-19, además de generar un diagnóstico de riesgo de los centros educativos en el estado de Chiapas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Chiapas, la Secretaría de Protección Civil del estado y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México trabajaron conjuntamente en el diseño de “Protocolos de Retorno Seguro a Clases en Chiapas” para los diferentes niveles educativos.

Dichos protocolos recuperan la opinión y experiencias del personal docente, comunidad de padres y madres de familia, funcionariado y especialistas para reducir el riesgo de contagio ante el regreso presencial a clases, en las actividades en las escuelas y en el traslado a sus hogares de docentes, alumnas/os y cuerpo administrativo.

La titular de la SEP estatal, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, explicó que dichos protocolos surgen del trabajo coordinado entre estas tres instituciones en el marco de la estrategia estatal “Escuelas Resilientes”, que cubre el pilar de educación para la reducción de riesgos de desastres y la resiliencia. Añadió que el objetivo es que personal directivo y docente cuente con estrategias de prevención ante la COVID-19 que se ajusten a las necesidades de cada centro educativo. Adicionalmente, se incluyen recomendaciones de cuidado para prevenir contagios entre el personal docente, estudiantes y padres y madres de familia.

También se desarrolló una Guía para el Diagnóstico de Riesgo en Centros Educativos del Estado de Chiapas por COVID-19, la cual considera siete estrategias en áreas clave que permitan reducir la propagación del virus y generar resiliencia:

  1. Proteger la salud de los docentes;
  2. Propiciar un entorno seguro de trabajo;
  3. Modificar hábitos de conducta;
  4. Brindar apoyo pisicoemocional;
  5. Mejorar el funcionamiento institucional;
  6. Contar con protocolos para identificar personas contagiadas por COVID-19 y
  7. Promover la participación de los padres, madres y tutores.

En una primera etapa, la estrategia será implementada en las 3,000 escuelas adheridas al programa Escuela Resilientes, mismas que recibirán seguimiento y asesoría por parte de la Secretaría de Educación y, en municipios seleccionados, junto con la Secretaria de Protección Civil y el PNUD, para posteriormente extenderse a todos los centros académicos de nivel básico y medio superior.

Por su parte, el secretario de Protección Civil de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, celebró los significativos avances que se han logrado y destacó que éstos se presentarán durante la sesión del Comité Estatal para la Seguridad en Salud, así como en la reunión estatal del Programa Escuelas Resilientes, en los próximos días.

Para el PNUD, contribuir a un regreso seguro a clases presenciales es una prioridad, pues además de reforzar la resiliencia psicológica en las y los alumnos, se fortalece la resiliencia institucional y estructural del sector.

Esta estrategia del PNUD con el gobierno de Chiapas, enmarcada en el proyecto “Reducción del impacto económico del COVID-19 y fomento a la recuperación temprana resiliente en comunidades de México”, permite avanzar con aportaciones técnicas, en el fortalecimiento de las capacidades de las y los docentes, además de brindarles materiales y herramientas de apoyo. 

Icon of SDG 04

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global