Eliminación de HCFC-141b en la aplicación de espumas de poliuretano para piel rígida e integral, a través de las Casas del Sistema y sus clientes locales en México.

Información sobre el proyecto

El proyecto fue diseñado con base en la experiencia que el PNUD ha tenido a lo largo del trabajo que ha realizado en países tales como Brasil, la India y mismo México; en la fase de eliminación de los CFC. La estrategia se estableció de la siguiente manera

1. La Casa de Sistemas proporcionen la asistencia a través de:

  • Identificación del usuario final (clientes).
  • Recolección de datos de referencia.
  • Provisión de transferencia de tecnología.
  • Realización de pruebas y ensayos.
  • Asistencia en el diseño y las especificaciones del equipo.
  • Recopilación de la documentación de la aplicación.

2.    El PNUD se comprometió a ofrecer:

  • Supervisión del Proyecto.
  • Adquisiciones.
  • Verificación del cumplimiento.
  • Transferencia de tecnología a la Casa de Sistemas (“transformación de                  transformadores”).
  • Equipamiento a usuarios finales o clientes. 

 

Contexto:

Las espumas de poliuretano son materiales utilizados en una gran variedad de productos: desde aislante térmico, partes automotrices y suelas de zapatos.

Durante años, para la formulación de estos materiales se utilizaron los hidroclorofluorocarbonos, gases que poseen un alto potencial de calentamiento global y destruyen la capa de ozono que actúa como un poderoso filtro solar que impide el paso de la dañina radiación ultravioleta.

El uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono ha afectado a esta barrera y ocasionado daños al medio ambiente y a nuestra salud, provocando debilitamiento en el sistema inmunológico, lesiones oculares y cáncer de piel.

En 1974 Mario Molina y Sherwood Roland descubrieron que estos gases destruyen las moléculas de ozono en la estratósfera, por estas investigaciones se les otorgó el Premio Nobel de Química y sentaron las bases para que en 1987 se firmara el Protocolo de Montreal, acuerdo universal adoptado por 197 países, cuya finalidad es eliminar la producción y consumo de estas sustancias.

México fue el primer país en ratificarlo y se caracteriza por su excelente participación y el hecho de cumplir con anticipación sus compromisos.

Objetivo del proyecto



El objetivo del proyecto es la eliminación gradual del uso de HCFC en aplicaciones de espumas de poliuretano para piel rígida y flexible por parte de los clientes locales de todas las Casas de Sistemas y, de esta manera, contribuir al cumplimento de las obligaciones de México en el Protocolo de Montreal para la eliminación de HCFCs. A través de estos proyectos se espera eliminar alrededor de 2725 toneladas de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO)  y crear una importante reducción de las emisiones de GEI causantes del calentamiento global.

Resultados esperados

El resultado general del proyecto es la eliminación del uso de HCFCs en la producción de espumas de poliuretano y así contribuir con el cumplimiento de la fase uno del HPMP  siglas en inglés para plan de gestión de eliminación gradual de HCFCs, además de reducir drásticamente las contribuciones de la industria al calentamiento global. 

Resultados alcanzados

·   Este proyecto logró la sustitución de 294 toneladas potenciales de agotamiento de ozono de HCFC-141b como agente espumante, a través de nuevas formulaciones como: metil formato, base agua, metilal, ciclopentano, hidrofluoroolefinas o HFO.

·   Se realizaron trabajos de reconversión industrial, el proyecto brindó asistencia a cerca de 300 aplicadores de poliuretano, quienes recibieron apoyos para asegurar la eliminación total y definitiva del HCFC-141b.

Financiamiento y ejecución

Presupuesto USD$ 7,806,776.11
Año
Ejecución 
2012 $ 676,592.62 
2013 $ 2,740,133.48
2014 $ 428,019.62 
2015 $ 1,227,850.42
2016 $ 2,734,179.97

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global