ONU México: Constitución de la Ciudad de México, guía para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

15-ago-2017

Palabras del Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en México y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, Antonio Molpeceres en el Seminario "La Constitución de la Ciudad de México y los Objetivos de Desarrollo Sostenible" en la sede de la CEPAL en México.

  • Dra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL);
  •  Senador Alejandro Encinas, Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos en el Senado de la República;
  • Dr. Porfirio Muñoz Ledo, Coordinador General de la Unidad para la Reforma Política de la CDMX y Diputado Constituyente;
  • Mtro. Adolfo Ayuso, Director General para la Agenda 2030 en la Oficina de la Presidencia de la República;
  • Dr. Hugo Beteta, Director de la Sede Subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, (CEPAL);
  • Señoras y señores:

El evento que hoy nos convoca busca identificar las aportaciones de la Constitución de la Ciudad de México, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

El Sistema de las Naciones Unidas en México saluda la publicación de esta Constitución, la primera en la vida de la Ciudad de México, que busca atender con solidez y profundidad los desafíos centrales de la agenda del desarrollo, la paz y los derechos humanos para sus habitantes.

La Constitución hace grandes contribuciones al definir a la Ciudad de México como pluricultural y como espacio de refugio y asilo, al establecer el derecho a la ciudad y desglosar sus implicaciones en términos sociales, políticos, territoriales y ambientales, al definir derechos económicos específicos y establecer con toda claridad el derecho universal a una vida digna conforme a los más altos estándares de bienestar. Derechos como estos, son parte fundamental de los ODS. No es posible hablar de inclusión sin abordar la reducción de las desigualdades (Objetivo 10), ni el derecho a la ciudad sin abordar la construcción de ciudades y comunidades sostenibles (Objetivo 11), ni de los grandes temas ambientales que requieren nuestra atención sin hablar del acceso al agua limpia (Objetivo 6), a fuentes de energía sostenible (Objetivo 7) y a las acciones para combatir el cambio climático (Objetivo 13), entre otros.

Por ello, esta Constitución será una guía para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para poner en marcha la Agenda 2030, es necesaria la participación del Gobierno federal, los gobiernos locales, el sector privado, la sociedad civil y la academia; acompañados de los Poderes Legislativo y Judicial, los organismos constitucionales autónomos y nosotros, los organismos internacionales; uniremos fuerzas para alcanzar el cumplimiento de los 17 objetivos y las 169 metas de la Agenda.

Y es que los gobiernos locales están en una posición estratégica para transformar la Agenda 2030 en un plan de acción concreto y eficiente. Pueden acercarse a las metas y objetivos de una manera pragmática y ayudar a las y los ciudadanos a comprender cómo la acción local contribuye a alcanzar objetivos globales. A través de la localización, pueden tomar sus contextos para la priorización de objetivos y metas de la Agenda 2030, para definir los medios de implementación adecuados, así como los indicadores para medir y monitorear el progreso alcanzado a nivel local.

La Agenda 2030 es un plan para un modo de vida sostenible para todas las personas. Está relacionada con las esperanzas y los sueños de un futuro mejor, que podemos convertir en realidad, si así lo deseamos. Estoy seguro que con las aportaciones de la Ciudad de México y sus habitantes conseguiremos lo que ambicionamos en todos y cada uno de los aspectos de la Agenda, mejoraremos notablemente las condiciones de vida de todas las personas y transformaremos nuestra ciudad.

 

Muchas gracias.