Consejo Nacional Agenda 2030 refleja compromiso de México hacia cuidado del planeta y hacia visión global de “no dejar a nadie atrás”

25-abr-2017

Discurso de Sr. Antonio Molpeceres,  Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en México y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD):

Ciudad de México. - "En nombre de las 22 Agencias, Fondos y Programas de Naciones Unidas con presencia permanente en Mexico, quisiera reconocer y felicitar al Estado Mexicano por la instalación de este Consejo.

El evento que hoy nos convoca es un reflejo más del decidido compromiso de México por avanzar en el cumplimiento de la Agenda 2030 pero, sobre todo, para dar pasos firmes hacia el cuidado del planeta y hacia la visión global de “no dejar a nadie atrás” en la ruta del desarrollo.

Como hemos escuchado, México avanza de forma acelerada en la puesta en marcha de la Agenda 2030, gracias a la participación del gobierno mexicano, las entidades federativas, el Congreso de la Unión y la sociedad civil. Los esfuerzos que el Estado Méxicano ha impulsado para institucionalizar la aplicación de la Agenda 2030 no son menores. El gobierno cuenta con un Comité Técnico para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que muestra continuidad del trabajo, el compromiso y las buenas prácticas para el seguimiento de los indicadores globales y nacionales.

Hoy, a menos de un año de la participación de México en el Foro Político de Alto Nivel, se crea este Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. México asume su responsabilidad, está dispuesto a trabajar por estos 17 Objetivos, y está encontrando valor en ellos.

Sin embargo, alcanzar estos objetivos implicará un esfuerzo sin precedentes no solo de los Estados, sino también de toda la sociedad. Se tiene que inventar, desarrollar y poner en marcha un sinnúmero de nuevas ideas y soluciones en un tiempo muy corto.

Señor Presidente, en su intervención durante la Cumbre de Desarrollo Sostenible, hace ya un par de años, usted enfatizó que “no hay soluciones fáciles ni caminos cortos para resolver los problemas de la humanidad. Los cambios positivos y duraderos que necesita el mundo actual, sólo se pueden lograr con responsabilidad, perseverancia y trabajo conjunto”.

Sabemos y tenemos las pruebas que es posible. Hace ya 17 años que 189 naciones se comprometieron con un plan de desarrollo sin precedentes que hiciera frente a los grandes problemas sociales. El reto parecía enorme, pues se buscaba reducir los niveles de pobreza extrema mediante ocho objetivos conocidos como los objetivos del Milenio.

Los resultados demostraron que la cantidad de personas que vivían en pobreza extrema, el porcentaje de personas con desnutrición y la tasa mundial de mortalidad de niños menores de 5 años, se redujeron en más de la mitad. Como ejemplo concreto en América Latina salieron de la pobreza más de 72 millones de personas y esto gracias a políticas públicas que apuntaron alto y quebraron brechas. Por lo tanto no es exagerado soñar en erradicar la pobreza extrema en este hemisferio de aquí al año 2030. La definición de objetivos conjuntos y la adopción de políticas orientadas a su cumplimiento funcionan.

Con base en el éxito, las lecciones aprendidas y los temas pendientes de este gran esfuerzo, 193 países se dieron a la tarea de definir un nuevo plan de acción para responder a los grandes retos contemporáneos: la desigualdad en y entre los países, la desigualdad entre mujeres y hombres, el cambio climático y la necesidad de tener un planeta limpio, y asegurar que los países vivan en entornos de paz, seguridad y justicia.

Esto solo se puede lograr en un entorno de sociedades pacíficas, justas e inclusivas a través de alianzas basadas en un espíritu de solidaridad. Esta es una promesa que los dirigentes hacen a las personas de todo el mundo.

Es necesaria la participación del Gobierno federal, los gobiernos locales, el sector privado, la sociedad civil y la academia; acompañados de los Poderes Legislativo y Judicial, los organismos constitucionales autónomos y nosotros, los organismos internacionales; uniremos fuerzas para alcanzar el cumplimiento de los 17 objetivos y las 169 metas de la Agenda.

Estamos convencidos de que la implementación más efectiva de los Objetivos de Desarrollo Sostenible deberá ocurrir en los estados y municipios. Por eso, le felicito Sr. Presidente por haber invitado a este evento a los Gobernadores y a las asociaciones de alcaldes. Durante mis visitas en el país, he encontrado un gran entusiasmo por conocer la Agenda y ponerla en marcha. El logro de estos objetivos sólo será posible si los esfuerzos son replicados a nivel local.

Para concluir, quisiera compartir un dato que probablemente muchos de ustedes desconocen. Hace unos años, cuando estábamos aun en la fase de identificación de estos objetivos, se realizó una consulta ciudadana a nivel global para que la gente opinara sobre los problemas que consideraba más prioritarios. A través de una plataforma en línea, “Mi Mundo”, se recibieron casi 10 millones de respuestas de más de 160 países. México fue de los tres primeros países que más respondieron, con casi 2 millones de votos. Estos dos millones de votos fueron en su gran mayoría de jóvenes que quieren un México mejor, un planeta más limpio y una humanidad más justa.

Esto nos inspira. Necesitamos líderes que construyan las sociedades sostenibles del mañana. Las oportunidades son enormes, pero el tiempo es corto. Necesitamos que justamente estos jóvenes reconozcan que como usted Sr. Presidente anticipo hace años “no hay soluciones fáciles ni caminos cortos para resolver los problemas de la humanidad”.  Este Consejo que hoy celebramos es un paso en esa dirección y el Sistema de la Naciones Unidas en México se pone a la orden para acompañarles en este camino."

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe