SNDIF, PNUD y OPS/OMS impulsan modelo de atención y cuidado inclusivo para niñas y niños con discapacidad en México

Ciudad de México, a 3 de septiembre de 2019 El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, acompañado por la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), suscribió un acuerdo con el Sistema Nacional para al Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y 11 entidades gubernamentales se sumaron para implementar la iniciativa Modelo de Atención y Cuidado Inclusivo (MACI) dirigida a niñas y niños con discapacidad que asisten a los Centros de Atención Infantil (CAI) públicos del país.

El MACI busca impulsar acciones que permitan avanzar en el cumplimiento de la garantía de universalidad y no discriminación en el derecho a la educación desde edad temprana e incrementar la calidad de vida de niños y niñas con discapacidad, así como sus expectativas de participación en una sociedad incluyente.

En México, aunque se han dibujado las pautas para un entorno institucional proclive a la protección e inclusión de la infancia con discapacidad, existe aún una importante desarticulación entre los diversos programas públicos, de mantenimiento mixto y privado de atención a la primera infancia. Esta falta de ejes comunes para la atención y el cuidado inclusivo de niños y niñas con discapacidad se acentúa por la falta de información en materia de cobertura de las modalidades de atención existentes. Por ejemplo, se desconoce cuántos de los niños y las niñas de 0 a 6 años están adscritos en algún modelo de atención y cuidado a la primera infancia antes de ingresar -o no- al nivel preescolar o a la primaria. Esta información es relevante ya que, de acuerdo con los datos disponibles, desde los 3 años empiezan a vislumbrarse los primeros signos de inequidad: mientras que 5 de cada 10 (47.8%) de los niños y las niñas sin discapacidad asisten al primer año de preescolar, en el caso de los niños y niñas con discapacidad, sólo asisten 4 de cada 10 (36.8%[1]).

Para hacer frente a esta problemática, la iniciativa, financiada por el Fondo de las Naciones Unidas para Promover los Derechos de las Personas con Discapacidad (UNPRPD, por sus siglas en inglés), tendrá dos objetivos principales:

  1. Realizar un diagnóstico nacional sobre los modelos públicos de atención a la primera infancia con y sin discapacidad en México que servirá como instrumento de orientación e incidencia para el diseño de la Política de Inclusión para niñas y niños con discapacidad en los CAI, así como del Programa Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil (2020-2024).
  2. Capacitar a una muestra de 6,000 Agentes Educativos que laboran en las diversas modalidades de CAI para fortalecer sus conocimientos y habilidades con el fin de que brinden una atención inclusiva a todos los niños y niñas, sin discriminación por razón de discapacidad.

En el evento, los integrantes del Consejo Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil y otros organismos relacionados al cuidado de la primera infancia se sumaron a los objetivos de la iniciativa. Entre estos se encuentran: el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), el Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (PEMEX), la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Secretaría de Bienestar, la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SE-SIPINNA) y la Secretaría de Marina (SEMAR). Asistieron al evento organizaciones de la sociedad civil y fundaciones que trabajan a favor de la primera infancia como Nacional Monte de Piedad, Fundación LEGO, FEMSA, Fundación Televisa y Fundación Carlos Slim. 

Para el PNUD, la suma de esfuerzos de las dependencias de gobierno que brindan servicios de cuidado infantil puede mejorar de forma significativa la situación presente y futura de los niños y las niñas en situación de vulnerabilidad. Lo anterior, siempre y cuando se provean con calidad[2] y desde una perspectiva de derechos. Estas acciones de inclusión, sin duda, se verán reflejadas en la creación de sociedades más justas y equitativas.

La fase piloto de la iniciativa MACI fue puesta en marcha con apoyo del UNPRPD desde el año 2015, lo que permitió formar a las responsables de más de 8,000 Estancias Infantiles de la entonces Secretaría de Desarrollo Social, en 1,130 municipios del país, y para el beneficio de más de 300,000 niños y niñas con y sin discapacidad[3].


 

[1] Elaboración propia con base en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH 2016), Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

[2] Center on the Developing Child (2007). Early Childhood Program Effectiveness (InBrief). Retomado en 2019 de www.developingchild.harvard.edu.

[3] Para más información sobre las fases anteriores del Proyecto, consultar la página del fondo UNPRPD http://unprpd.qburst.build/sites/default/files/library/2019-06/Mexico-web.pdf

Icon of SDG 03 Icon of SDG 10

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global