Presentación del Modelo de Integridad Empresarial de la Secretaría de la Función Pública. Firma de Convenio entre el PNUD y UNODC

12-jun-2017

Ciudad de México.- Dos agencias hermanas del Sistema de Naciones Unidas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) se unen en un esfuerzo conjunto, con el auspicio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), para apoyar la implementación del Programa de Integridad de la Secretaría de la Función Pública, con el objetivo combatir la corrupción de la mano del sector privado.

Por un lado, el PNUD, en el marco de la puesta en marcha de la Agenda 2030, impulsa el ODS 16, que tiene entre sus metas reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formas; así como crear instituciones eficaces, responsables y transparentes a todos los niveles. La integridad en las relaciones entre el gobierno y las empresas contribuye frontalmente al cumplimiento de este objetivo, y es por ello que PNUD decide  profundizar la colaboración con la Secretaría en éste y otros temas de gran relevancia, como el fortalecimiento de capacidades institucionales y el fomento de la participación ciudadana en el marco de los nuevos mecanismos anticorrupción.

Por otra parte, la UNODC tiene bajo su mandato prevenir y combatir la corrupción con base en la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Entre los objetivos de la Convención se encuentra apoyar con asistencia técnica la prevención y combate de este flagelo, así como promover la integridad en todos los sectores. En sintonía con ello, se ha promovido el principio de corresponsabilidad en las interacciones con el sector privado y la sociedad civil y se han apoyado iniciativas para promover la integridad corporativa. UNODC ha fungido ya como un puente de comunicación para mejorar la relación entre el sector público y las empresas en México.

La colaboración conjunta entre el PNUD y UNODC consistirá fundamentalmente en las siguientes líneas de acción:

  1. El diseño e implementación de un Código de Ética Modelo en 50 pequeñas y medianas empresas;
  2. La recopilación y sistematización de mejores prácticas para la integridad en el sector privado mexicano;
  3. El desarrollo de un protocolo para el análisis de riesgos de corrupción;
  4. Talleres de sensibilización sobre la importancia de la ética y la integridad; y
  5. El diseño de un mecanismo de verificación de cumplimiento del Programa de Integridad de la Secretaría de la Función Pública.

Con estas herramientas, se espera apoyar en la construcción de un instrumental práctico, basado en experiencias internacionales, que permitan a los participantes fortalecer sus capacidades metodológicas y de análisis en temas asociados con la integridad empresarial.

La puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción en el país y del marco legal que lo acompaña trae consigo enormes retos para todos los actores, pero también ha abierto nuevas oportunidades que permiten la colaboración cercana de los sectores público y privado para atacar este mal que socava las instituciones democráticas, frena el desarrollo económico y contribuye a la desconfianza de los ciudadanos en sus instituciones. Para el PNUD, además de promover la integridad en el sector privado, aporta una serie de beneficios como incrementar la certidumbre de los inversionistas y protección de los intereses del consumidor.