CONUEE, PNUD y Bancomext arrancan mecanismo financiero piloto para reducir consumo de combustibles fósiles

03-may-2017

Ciudad de México- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Secretaría de Energía (SENER), el Fondo para la Transición Energética y Aprovechamiento Sustentable de la Energía  (FOTEASE), el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y la Universidad del Caribe se reunieron en la Ciudad de México para poner en marcha el mecanismo financiero piloto (Mfp) en la Península de Yucatán, con factor de réplica nacional, para disminuir el consumo de combustibles fósiles mediante el fomento del uso de Sistemas de Calentamiento Solar de agua (SCSA) en el sector servicios en México.

Este nuevo programa es financiado por el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (FOTEASE) con un monto total de $21 millones de pesos (MXN), de los cuales $16 millones son destinados para el Fondo de Garantía y $5 millones para la operación del Proyecto.

Los  principales impactos y resultados esperados son los siguientes:

  • Reducción en el consumo de combustibles fósiles y consecuentemente de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Efecto de demostración de la utilidad y conveniencia del uso del CSA en otros sectores, tales como el industrial, comercial y en la población en general.
  • Ahorro económico a largo plazo para los hoteles que instalen los CSA, al sustituir por fuentes renovables una parte considerable del consumo energético para calentamiento de agua.
  • Generación de nuevos modelos de financiamiento.

La energía juega un doble rol en el camino al desarrollo. Por un lado, el acceso a energía asequible, confiable, sustentable y moderna para todos es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en sí mismo, meta que contempla el reto de promover la inversión en fuentes de energía limpias como solar, eólica y geotérmica.

Por otro lado, la energía es un elemento transversal para la consecución de otros ODS – el combate a la pobreza, al hambre, y el desarrollo de ciudades y comunidades sustentables, por mencionar algunos, dependen de la disponibilidad de energía segura para todos; igualmente, los esfuerzos coordinados para combatir el cambio climático y sus impactos pasan por el sector energético toda vez que es uno de los mayores contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales.

Por otra parte, el sector financiero juega un rol importante como habilitador de la economía real ya que apoya el bienestar económico que mejora la capacidad de las familias y los gobiernos para mejorar las condiciones sociales.

El proyecto surge como resultado de la Iniciativa de transformación y fortalecimiento del mercado de calentadores solares de agua (CSA) en México, implementada desde el año 2009 hasta el 2016 por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF); con el objetivo de acelerar el crecimiento del mercado de CSA en México, específicamente a través de una de sus líneas de acción, la creación de mecanismos financieros atractivos para el usuario final.