Primer diálogo | Mejorar las condiciones de vida de todas las personas, mediante la coherencia y coordinación de políticas nacionales

07-abr-2017

Ciudad de México.- A fin de intercambiar ejemplos de buenas prácticas y experiencias exitosas en el diseño de políticas públicas coherentes e integradas para la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en coordinación con la Oficina de la Presidencia de la República y el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, convocaron al diálogo “Mejorar las condiciones de vida de las personas, mediante la coherencia y coordinación de políticas nacionales”, espacio en el que participaron representantes de gobierno, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y expertos.

La aplicación de la Agenda representa una oportunidad única para mejorar las condiciones sociales y económicas de todas las personas y proteger al medio ambiente, a través de la coordinación y coherencia de políticas respecto a las tres dimensiones del desarrollo sostenible, promoviendo el cumplimiento de los 17 Objetivos y sus 169 metas.

De manera más específica, el ODS 17 sobre crear alianza para el cumplimiento de los objetivos, incluye como elemento primordial la mejora de la coherencia de políticas del desarrollo sostenible, ya que esa coherencia es fundamental para identificar sinergias entre los ODS, entre las políticas sectoriales y la alineación de los esfuerzos que se realicen en todos los ámbitos de gobierno.

Por ello, el diálogo buscó identificar principios y enfoques para lograr la transversalización y coordinación de políticas, mecanismos existentes y/o actores para implementar la Agenda 2030, además de contribuir a retroalimentar las iniciativas ya en marcha por el Gobierno de la República para su cumplimiento.

Asegurar la coherencia y coordinación de políticas públicas ha representado un constante reto, no solo para el desarrollo internacional sino también para la gobernanza efectiva. La coherencia de políticas es un propósito que plantea complejos desafíos, a pesar de los beneficios que puede reportar en términos de aplicación de recursos y logro de impactos.

Tradicionalmente, el gobierno se encarga de dar atención a este reto a través de la creación de mecanismos y procesos institucionales que gestionen y armonicen distintos objetivos e intereses de políticas.

De ahí que resulte necesario desarrollar esquemas institucionales que permitan alinear los Objetivos de políticas, a través de la coordinación de las mismas; desarrollar mecanismos de evaluación de impactos y desfases en el logro de los objetivos planteados y, en fin, realizar análisis sobre la incidencia de las políticas sectoriales a fin de realinearlas en caso de que eso fuera necesario.

Asimismo, debido a las tasas de crecimiento desiguales, la disponibilidad de recursos puede convertirse en un factor limitante para el logro de los ODS, por ello, la integralidad es un enfoque necesario para la puesta en marcha de la Agenda 2030. También, la coordinación de políticas y la complementación de esfuerzos son esenciales para el uso eficiente de los recursos disponibles y, sobre todo para mejorar las condiciones de vida de las personas.

Por ello, en este espacio, las y los expertos discutieron sobre cómo identificar los enfoques y mecanismos para avanzar hacia la coordinación de políticas relevantes para la aplicación de la Agenda 2030 a nivel nacional; debatieron modalidades para integrar a los tres órdenes de gobierno en la aplicación de la Agenda 2030; además de identificar mecanismos que permitan la coordinación entre actores y eviten la duplicidad de esfuerzos.

Este fue el primero de una serie de 5 diálogos en los cuales se espera reunir a representantes de gobierno, organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil y expertos para que puedan intercambiar ejemplos de buenas prácticas así como experiencias exitosas en la implementación de la Agenda 2030.

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe