Cohesión social comunitaria

Promueve la seguridad humana de migrantes en tránsito en México

Foto del proyecto cultural Migrazoom.

“Dolor, angustia, coraje e impotencia de la situación que los gobiernos a nivel
mundial provocan, y de cierta forma, nosotros los ciudadanos con nuestra indiferencia hacia los migrantes”
son los sentimientos que le provoca a un habitante de Arriaga, Chiapas la obra de teatro “Nadies”, uno de los seis proyectos culturales desarrollados en el marco del Programa Conjunto para Migrantes en tránsito financiado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana e impulsado por ocho agencias de la ONU en México.

México se caracteriza por ser un país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes. Se estima que al año transitan por el territorio alrededor de 150 mil migrantes en situación migratoria irregular, los cuales buscan llegar a Estados Unidos.

La situación económica, violencia e inseguridad, desastres naturales, persecución política o religiosa son las principales causas de la migración de la población proveniente de Centroamérica.

Datos del Programa Conjunto:

  • OIM, PNUD ACNUR, UNFPA, UNODC, UNICEF, ONU Mujeres y OIT fueron las agencias que impulsaron el programa.
  • 22 periodistas y comunicadores de Chiapas y Oaxaca (prensa escrita, radio y televisión) fueron capacitados en migración y derechos humanos.
  • 6 iniciativas culturales (teatro, danza y la fotografía) fueron impulsadas para propiciar cambios en la percepción de la población local respecto a la migración y las personas migrantes.

En este marco, la seguridad humana es definida como las estrategias, programas y acciones realizadas en contra de amenazas que pueden enfrentar las personas, como el hambre, la enfermedad, la represión, la violencia, y de protección contra eventos no esperados que alteran su vida cotidiana en el hogar, en el empleo o en la comunidad.

El componente liderado por el PNUD tradujo el enfoque de seguridad humana en acciones prácticas que promovieron la coexistencia pacífica entre las comunidades receptoras de migrantes en tránsito y los albergues en la frontera sur.

El trabajo se desarrolló en cuatro comunidades de la ruta migratoria Arriaga y Tapachula en Chiapas e Ixtepec y Oaxaca de Juárez en Oaxaca donde se realizaron diagnósticos participativos que fueron la base de sus respectivos planes de cohesión social, así como labores de sensibilización con las poblaciones de estas localidades para generar redes de protección para estas personas en condición de vulnerabilidad.

Un común denominador identificado en los diagnósticos fue la existencia de
estereotipos, atribuyéndoles a las personas migrantes la responsabilidad por
el incremento de delitos y de violencia en sus comunidades. También se observó que los medios de comunicación jugaban un papel fundamental en la
distorsión de esta realidad, alimentando así la conflictividad entre estos grupos poblacionales.

Ante estos retos, el proyecto desarrolló asambleas en cada una de las comunidades de tránsito en las que participaron los habitantes de las colonias
aledañas a los albergues y vías del tren, locatarios de mercados públicos, representantes de los gobiernos locales y estatales, además de representantes de la sociedad civil y albergues.

El PNUD realizó metodologías participativas para que los distintos actores establecieran los riesgos, problemas y áreas de oportunidad detectadas en sus comunidades, abriendo un espacio para proponer acciones conjuntas a implementar en sus Planes de cohesión social.

El proyecto, de igual forma, contribuyó a facilitar procesos de diálogo entre
población civil y albergues para la resolución pacífica de conflictos y la reactivación y fortalecimiento de los mecanismos de protección y seguimiento a migrantes de los gobiernos locales.

La experiencia del proyecto promovió la protección de los migrantes desde
una perspectiva no tradicional, al establecer que mayores niveles de cohesión social en las comunidades de tránsito reditúan en espacios y poblaciones incluyentes con capacidad para actuar como agentes de cambio.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe