Manual de Mejores Prácticas de Manejo para la Conservación de la Biodiversidad

publicado el 22 jul 2015 87
 Ecosistemas templados de la región norte de México

Ecosistemas templados de la región norte de México

México es el cuarto país con mayor biodiversidad en el mundo gracias a la amplia variedad de climas, condiciones topográficas y ecosistemas

Nuestro país cuenta con 138 millones de hectáreas de vegetación forestal, equivalentes al 70% del territorio nacional; de esta superficie, 64.8 millones de hectáreas corresponde a bosques y selvas, donde habitan aproximadamente 11 millones de personas que dependen de los recursos forestales para satisfacer sus necesidades económicas, sociales, culturales y ambientales. Particularmente, los bosques mexicanos albergan alrededor del 50% del total de las especies de pino conocidas en el mundo y 33% de las especies registradas para encinos. Sin duda, esta riqueza biológica representa una responsabilidad del país para la conservación y el buen manejo de los recursos forestales.

Históricamente, los aprovechamientos forestales han tenido un carácter extractivo con el objetivo de obtener productos maderables para satisfacer las demandas del mercado sin considerar la implementación de medidas específicas de manejo para conservar la biodiversidad. Por lo anterior, es importante aplicar prácticas de manejo que garanticen conservar nuestro patrimonio natural y que contribuyan en la mitigación del impacto ambiental dentro de las operaciones forestales.

Como lo sugieren algunas investigaciones recientes sobre el rol de los bosques comunitarios en México, las áreas forestales bien manejadas constituyen una gran oportunidad para el mantenimiento de la cobertura forestal y la conservación de la biodiversidad. El aprovechamiento forestal sustentable, en este sentido, representa la mejor alternativa de desarrollo comunitario que tienen los propietarios de los bosques en México para utilizar el potencial productivo de los suelos forestales para producir madera sin que implique un cambio de su uso para fines agrícolas o pecuarios, lo que permite en el corto, pero sobre todo en el largo plazo, una reducción en la pérdida ambiental y económica.

Por ello, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han establecido una relación inter-institucional para consolidar la gestión de políticas públicas orientadas a integrar el manejo de la biodiversidad en las prácticas forestales del país, reconociendo el esfuerzo que todos los actores del sector forestal han realizado para establecer medidas que favorecen la conservación en los bosques bajo manejo.

Es así y como parte de este compromiso, que la CONAFOR y el PNUD han elaborado el presente “Manual de Mejores Prácticas de Manejo para la Conservación de la Biodiversidad”  para que los dueños de los bosques y sus asesores técnicos cuenten con una herramienta que les permita preservar las condiciones requeridas por las especies que cohabitan  en el bosque, de tal manera que se asegure que en toda el área bajo manejo, el impacto  sobre los ecosistemas se minimice con la aplicación de las mejores prácticas de manejo  orientadas a la conservación de la biodiversidad. Con ello, se avanza significativamente en el fortalecimiento de las capacidades comunitarias para realizar un manejo sustentable de sus recursos y al mismo tiempo, se cumple con el compromiso de contribuir a mejorar las condiciones de vida de las comunidades y ejidos poseedores de los recursos.

Esta publicación, además de ser una herramienta para la conservación de la biodiversidad, representa una guía para la instrumentación de estas buenas prácticas en las actividades forestales en el norte del país. Las recomendaciones contenidas en el presente Manual están dirigidas hacia el manejo de la estructura del bosque en tres niveles; paisaje, rodal y sitio para que se realicen prácticas de manejo que permitan preservar o generar las condiciones requeridas por los organismos presentes, además de favorecer  el desarrollo óptimo de las masas forestales para la producción.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD México 
Ir a PNUD Global